martes, 10 de octubre de 2017

RINCÓN DEL POETA

CANTO A MI PUEBLO


Le canto a mi pueblo ahora que no hay nadie,
ahora que el Camposanto está casi lleno,
y en las calles grises llenas de fantasmas
solo he observado silencios y calmas.


Ya no hay muleros, yunteros ni obreros,
ni tampoco hay amos de riñón cubierto,
ahora solo queda la quietud del alma
como si dijera..., solo, “el Jorge y la Juana”.


Le canto a mi pueblo a lo más machote,
ahora que estoy solo y no veo ni un alma,
y aunque mis verdades se muestren sinceras
seguro que a nadie le van llevaderas.


Para nuestras leyes no hay ni alguacilillo
todo se rellena en cuatro cuartillas,
y al que tuvo duros en la faldriquera…,
le tratan lo mismo que si no tuviera.


Yo nunca tuve donde caerme muerto
pero soy más rico que otros con sus huertos,
tampoco me importa ser peón del campo
pues no sigo a caudillos ni a leyes ni amos.


Voy por estos campos cantando a mi antojo,
me olvido que hay jueces que hacen casamientos,
y en este mi pueblo medio abandonado
solo voy a entierros, pues no hay nacimientos.

Inestrillas, otoño de 2017

domingo, 8 de octubre de 2017

lunes, 2 de octubre de 2017